martes, septiembre 13

De que se trata Presidente

Lao envio esta carta para vuestros comentarios


A Ricardo Lagos:¿De qué se trata, Presidente?
Por Patricia Verdugo
Aquí hay gato encerrado, Presidente. Se lo oye maullar. ¿Estará en
algunahabitación del Palacio de La Moneda? ¿O en la oficina de la jueza
Chevesic,en la Corte de Apelaciones?
No lo sabemos, Presidente, pero lo intuimos. Y por eso las encuestasdicen
que la mayoría ciudadana (63 por ciento) no lo respalda en lo que estáhaciendo. No lo apoya en su decisión de indultar al asesino de Tucapel
Jiménez. Entre los jóvenes, ese rechazo sube al 71 por ciento. Y
esperamosque esa mayoría ciudadana tampoco lo apoye en su "bendición" al
proyecto UDIde punto final. Porque es eso, punto final, una potente señal de
impunidadpara que los tribunales vayan cerrando los casos de derechos humanos. ¿Sabe, Presidente, cuánto nos costó llegar hasta los niveles de justicia
quehoy tenemos? Diecisiete años y medio de dictadura y quince años y medio
detransición. Total: treinta y tres años. Ha sido un largo y doloroso
tiempoen el cual luchamos primero contra una dictadura que negaba los hechos
yante Tribunales de Justicia que -salvo honrosas excepciones- amparaban a
loscriminales y no a las víctimas. Un tiempo en que tuvimos también que
lidiarcon los extraños "consensos" de la transición que -de tanto en
tanto-volvían a pactar la impunidad. Nos ocurrió con Aylwin, con Frei y ahora
nossucede con usted. Arduo trabajo nos tomó hacer abortar los proyectos de impunidad de los
años90. Y durante su mandato -cuando la impunidad se disfrazó de
"demenciasenil"- seguimos avanzando hasta lograr otros desafueros para el
generalPinochet y hasta encarcelar nuevamente a los jefes de la ex DINA.
Y justo cuando estábamos avanzando como nunca antes, comenzó a gestarse
estenuevo pacto de impunidad. Un pacto que, hasta ahora, tiene seis
movimientosen el tablero. Primer movimiento, fines de 2004: su presidenta del Consejo de
Defensa deEstado planteó la "amnistía impropia", un engendro jurídico
inexplicable, endefensa de la cúpula de mando de la DINA. Los tribunales rechazaron la
tesisy condenaron al general Contreras y sus criminales asistentes. Usted
tuvoque inventar una segunda cárcel militar en Peñalolén. ¿Razón? Ya
habíamoslogrado copar las celdas de Punta Peuco, esa cárcel-hotel militar que
ordenóconstruir el Presidente Frei y cuyo decreto usted se negó a firmar como
ministro de Obras Públicas. Otros tiempos.
Segundo movimiento, comienzos de 2005: el presidente de la Corte
Supremaanunció el cierre de los procesos en un plazo máximo de seis meses.
Logramos anular la medida.
Tercer movimiento, agosto de 2005: la Sala Penal de la Corte Supremadecidió
la prescripción de un caso, inaugurando la sorprendente tesis de que enChile "no hubo guerra". Mire qué curioso, Presidente, justo
cuando lostribunales nos estaban dando la razón, justo cuando el argumento
pinochetista de "sí hubo guerra" (avalado por un decreto-ley)
nos permitíainvocar los Convenios de Ginebra y el carácter imprescriptible de los
delitos. Cuarto movimiento: usted designa al derechista-pinochetista Rubén
Ballesteros como nuevo ministro de la Suprema.
Quinto movimiento: usted indultó sigilosamente al asesino de Tucapel
Jiménez y, cuando la prensa lohizo público, se limitó a explicar que lo hizo "por el bien superior
delpaís".
Sexto movimiento, septiembre de 2005: la UDI presenta un proyecto
paralimitar las condenas de militares a diez años de cárcel y la remisión
depenas para los criminales uniformados mayores de 70 años. Bueno, no sólo
fue la UDI. El partido pinochetista fue acompañado por dos senadoresdesignados de la Concertación (Boenninger y Silva Cimma) que no arriesgan
su reelección porque nunca fueron electos por el pueblo y no se presentan
como candidatos en diciembre próximo. ¡Qué mejores emisarios del mensajepresidencial! Y usted, como era de esperar, "valoró" la
iniciativa y habló de cerrar heridas con miras al futuro.
Seis movimientos en el tablero político, con la música de fondo puesta
porla jueza Chevesic y su investigación acerca de lo ocurrido en el
Ministeriode Obras Públicas cuando usted fue ministro. ¿Por qué no cambiamos la
músicay pedimos escuchar una copia de su discurso titulado "No hay mañanasinayer"?
Seis movimientos que parecen seis puñaladas, Presidente. Y la última
llegacuando se cumplen 33 años del golpe militar. Quizás podríamos pedir que
seescuchara una copia del último discurso del Presidente Salvador
Allende,aquel donde dice que "superarán otros hombres este momento gris yamargo,donde la traición pretende imponerse". Porque no sólo se trata de traicionar la legítima demanda por justicia
para las víctimas de violaciones de derechos humanos, perpetradas por
agentes del Estado en nombre de una criminal política de Estado paraexterminar a los disidentes. Se trata, Presidente, de traicionar la
legítima demanda de los chilenos de hoy para construir una nación fundada
en sólidos principios éticos. Si no lo hacemos, ponemos en riesgo a loschilenos de mañana. La impunidad garantiza la repetición de la
tragedia.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me adhiero a lo que dijo mi candidata (la "gordi"), no es bueno analizar este tema en tiempos electorales, ya que no se sabe si la opinión que se da, persigue ganar votos o responde a un verdadero Juicio Moral de una situación tan compleja.

Saludos,

Eugenio Saavedra

Anónimo dijo...

No comparto lo señalado por Queno,es precisamente en tiempos electorales cuando se debe exponer nitidamente lo que se piensa.
Pienso que el articulo enviado refleja que lo que ocurre en Chile,es una negociaciòn subterranea de los poderes fàcticos de uno y otro lado.Mi juicio es que detràs de estas operaciones està la pretensiòn de proteger al presidente cuando deje de serlo en Marzo,es altamente probable que deba explicar como ciudadano lo que no quizo explicar como presidente-las irregularidades del MOP,bajo su mandato-,antes le exigiamos a Pinochet responsabilidad de mando ¿porque en esta situaciòn no?
otro comentario
Me indignò que se indultara al asesino de Tucapel Jimenez,al hijo de este al parecer no tanto,hoy aparece como candidato a diputado por la Cisterna ¿negociaci`n encubierta?,amigos la politica da para mucho
Gracias Lao por este interesante articulo

José Luis

Anónimo dijo...

Ya compañeros juntos podemos mas.

Mmr.

Anónimo dijo...

Zombeca, no te calentís, era sólo un comentario liviano.

Queno

Anónimo dijo...

Comparto plenamente con José Luis.

Primero, creo que Bachelet debe pronunciarse.Sus continuas indefiniciones a la larga la están perjudicando (léase mi opinión al respecto en http://guillermojimenezescarate.blogspot.com )

Segundo, estoy de acuerdo con Patricia Verdugo. No sólo hay un gato encerrado y que maúlla, sino que el minino también huele a podrido. Lamentablemente, Ricardo Lagos no ha sido capaz de hablar claramente de su responsabilidad en el MOP, tanto como Ministro y después como Presidente.

Y no sólo del MOP debe hablar el Presidente, sino de todos los contratos realizados para favorecer a su familia , en especial a la de su señora, y sus amigos. Recuerdo que hasta su yerno era el mandamás de la Corfo cuando se perdió plata invertida en INVERLINK.

Tercero, el indulto es absolutamente condenable, sobre todo con un crimen tan salvaje como fue el de Tucapel Jiménez. Más aún, cuando quienes lo cometieron jamás han pedido disculpas públicas por lo que hicieron.

La política hoy no es cómo la soñamos quienes quisimos el fin de la Dictadura y que creimos en la Concertación. Quizá tengamos una mexicanización de nuestro proceso político y la Concertación se convierta en el PRI mexicano, que gobernó 70 años un país, sembrando una corrupción institucionalizada.


GJE

Juan Guzmàn dijo...

Me gustan mis leones cuando debaten y expresan claramente sus ideas.hay
convicción...Hurra muchachos!!
Pelao
Guzmàn

Anónimo dijo...

Very nice site! »

Anónimo dijo...

This is very interesting site... »